Armas de cine I: armas de fogueo

0
528

Desde el hueso de 2001 hasta las pistolas de los stormtroopers, el Cine ha hecho que nos familiaricemos con todo tipo armas. Por definición, un arma es un instrumento, medio o máquina destinados a atacar o a defenderse, por lo que clasificaremos como armas de cine aquellos elementos utilizados como tales dentro de una producción.

En este primer post de una trilogía dedicada a las armas de cine, escribiré sobre las más populares, las armas de fogueo, que dentro del vigente Reglamento de Armas se denominan armas detonadoras, quedando encuadradas en la categoría 7ª.6.

Fuera del cine y los efectos especiales su uso es muy variado, desde el coleccionismo hasta dar el pistoletazo de salida en una competición de atletismo pasando por el lanzamiento de bengalas desde una embarcación de recreo. Son de venta libre a mayores de 18 años y el único requisito a nivel de documentación es tener la factura de compra.

Su uso en la vía pública no está permitido por lo que a la hora de solicitar los permisos de rodaje deberemos indicar, junto a la descripción y números de serie de las armas detonadoras que utilizaremos, la localización y horarios exactos de su intervención en el rodaje y dentro de las posibilidades del equipo de producción alertar no solo a las autoridades sino a los vecinos del lugar donde se utilizarán para evitar situaciones de alarma, héroes anónimos o llamadas a los servicios de emergencia.

Las armas detonadoras son prácticamente idénticas a las armas de fuego reales, diseño, peso, movimiento, efectos visuales y sonoros…la diferencia está en que ni recámara ni cañón están preparados para trabajar con munición real.

“Balas de fogueo”: aunque se trata de un término bastante común, cuando nos referimos a la munición de este tipo de armas, deberíamos hacerlo como munición o cartuchería de fogueo. Principalmente porque lo que la diferencia de la real es precisamente la ausencia de proyectil o bala. A pesar de esto, debemos tomar precauciones en su uso ya que como el resto de las municiones, se libera energía y debido a la combustión se desprenden elementos a través del cañón junto a la presencia de fuego y ruido.

No olvidéis tapones para los oídos 😉

¿Te ha gustado este vídeo? ¿sabías que los suscriptores a nuestra newsletter han tenido acceso a él desde hace una semana? Si quieres recibir en tu correo acceso a material exclusivo y quieres ser el primero en conocer las novedades de Campus FX ¡suscríbete a nuestra newsletter y a nuestro Canal de Youtube!

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta