The Extraordinary Tale a la venta en DVD

0
371

Hoy sale a la venta en DVD la película “The Extraordinary Tale of the times table” de Jose F. Ortuño y Laura Alvea, una edición cargada de extras entre los que encontraremos este VFX breakdown con el fantástico trabajo invisible de Fátima de los Santos.

Aunque el pensamiento más básico afirmaría sin dudarlo que los mejores efectos especiales son los que tenemos directamente relacionados al concepto “efectos especiales” como pueden ser una explosión, un impacto de bala, una caracterización de zombie…bajo mi punto de vista, respetando todos los demás, los mejores efectos especiales son aquellos que nos muestran un aspecto de nuestra vida cotidiana de forma que no notamos que ha sido provocado artificialmente. Me explico, en un cuarto de baño (al menos en el mío) no hay espacio para un operador de cámara, un técnico de sonido, un foquista, un maquinista y un actor afeitándose, es por ello que cuando vemos una escena de una persona afeitándose y como se empaña el espejo por efecto del vapor del agua caliente, pocas veces reparamos en que ese cuarto de baño es un decorado montado en un plató con un techo de 15 metros y totalmente abierto sin más toma de agua – por supuesto fría – que una manguera metida por un grifo. Pues sí, algo tan cotidiano como el efecto de empañar el espejo del cuarto de baño mientras nos afeitábamos que hemos visto una y mil veces en la vida real pasa ante nuestros ojos sin plantearnos que se trata de un truco.

Por el contrario y afortunadamente, pocas personas han presenciado como un coche volaba por los aires tras recibir el impacto de un lanzacohetes, ni hemos visto un ataque zombie o el aterrizaje de un OVNI, por lo que el baremo nos lo marca el imaginario que nos hemos creado como consumidores audiovisuales y no hacemos sino comparar con otras películas. Cuando en algún documental me he cruzado con imágenes reales de alguna ejecución, sorprende lo seco y poco cinematográfico de un impacto de bala, que sin duda sería calificado por muchos como un mal efecto.

Dicho todo esto, solo puedo decir que el trabajo de Fátima es serio, sobrio e impecablemente invisible. Por segunda vez en una semana ¡Bravo Fátima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here