Localizaciones de cine – Guía básica

6
405
localizaciones de cine

Últimamente me han preguntado acerca de las localizaciones de cine. Cada uno las hace como sabe, como puede o como le dejan. Si no sabes por dónde empezar, este post te puede servir a modo de introducción, el resto lo aprenderás haciendo kilómetros.

¿Qué son las localizaciones de cine?

La lectura nos hace imaginar los distintos escenarios donde transcurre la acción; nos transporta a lugares fantásticos o reales, a veces a otro tiempo pasado o futuro. Es lo que me gusta de los libros y de la relación íntima que cada lector establece con ellos. Un mismo texto, por muy descriptivo que sea, tiene tantas lecturas como lectores.

En el cine, por el contrario, alguien lo ha imaginado todo por nosotros, personajes, vestuario, peinados, el ángulo desde el que observamos la acción y por supuesto, los espacios. El proceso de búsqueda de estos espacios es lo que conocemos como localizaciones.

¿Quién hace las localizaciones?

Idealmente un localizador o location manager, es un perfil de producción especializado en la búsqueda y gestión de espacios para rodaje. Desgraciadamente, en las producciones low-cost, es una tarea que acaba diluida entre las otras muchas que asume el departamento de producción.

Tras una primera selección de espacios, son los departamentos de producción y dirección los que contraponen criterios estéticos frente a los económicos y logísticos para tomar la decisión. En el caso de los spots publicitarios también entran en el debate agencia y cliente final.

Una vez decididos los espacios se organiza una localización técnica, en la que el location manager presenta cada localización a los jefes de equipo para ver los pormenores que afectan a los distintos departamentos y evitar sorpresas en rodaje.

¿Cómo se hacen las localizaciones?

El proceso de localización no es una receta de cocina con pasos y medidas exactas y aunque el localizador orientará sus acciones en base al presupuesto destinado a esta partida, como mínimo debería considerar los siguientes factores:

  • ¿Es un espacio público o privado?  

Si se trata de un espacio público debemos averiguar qué entidad o institución lo gestiona para tramitar los permisos de rodaje. En ocasiones podemos encontrarnos con varias gestiones cruzadas por lo que hay que estar atentos a los plazos de resolución de los distintos permisos. Un ejemplo de esto último sería una de las localizaciones emblemáticas de Sevilla, la Plaza de España. Si quieres rodar en la histórica Plaza del Parque de MªLuisa deberás pedir permisos en Capitanía, Parques y Jardines, Gerencia de Urbanismo, CECOP y seguro que me olvido alguno!

Rodaje con maquinaria en Plaza de España (Sevilla)

Lo más operativo es unificar y articular la petición de permisos para espacios públicos a través de las Film Office, oficinas municipales que de forma gratuita ofrecen servicios de asesoría en cuestión de proveedores locales, localizaciones, permisos específicos…el único coste que debemos soportar es la tasa de ocupación de espacio en función de los metros reservados, si hemos reservado espacio para aparcamiento de vehículos de rodaje, si necesitamos presencia policial, cortes de calle, etc.

Cada Film Office tiene su propio modelo de solicitud de permisos, aunque los datos principales son comunes: título de la producción, datos sobre las productoras, personas responsables del rodaje, descripción de las acciones que tendrán lugar en los diferentes espacios, indicaciones sobre la presencia de grupos electrógenos o vehículos pesados, advertencias sobre acciones con armas detonadoras para tener sobre aviso de posibles llamadas de alerta por parte de ciudadanos a la policía…también es necesario aportar una copia de la póliza del seguro de rodaje y una relación de matrículas de vehículos con espacio reservado.

Con el fin de recabar datos estadísticos y ofrecer mejor servicio, en ocasiones se hacen preguntas sobre cifras económicas relacionadas con alojamiento de equipos, contrataciones locales, consumo en restaurantes y otros datos para medir el impacto económico que generan los rodajes en el municipio.

Si por el contrario se trata de un espacio privado, la primera cosa que debemos hacer es buscar un interlocutor, ya sea el propietario, un agente de la propiedad inmobiliaria que gestione la finca, una sociedad…lo más cómodo es intentar hablar directamente con el propietario. Si, por ejemplo, necesitamos una cafetería, es mucho más práctico cerrar un trato con un empresario local que intentar rodar en una franquicia, ya que el franquiciado por lo general no tiene autoridad para tomar este tipo de decisiones. Al margen del uso del local, entran en juego otra serie de factores como la imagen de marca y cuántos más ojos tengan que leer y aprobar una solicitud, más se complica todo.

Aunque cada localización privada tiene sus particularidades (y anecdotario) lo habitual es formalizar un contrato en el que se establece qué zonas o recursos de la finca se necesitarán para la producción, número de jornadas y horario tanto del rodaje como de los trabajos de montaje y desmontaje de decorados, compensación económica, presencia de marca (aparición del rótulo, actores o figurantes con uniforme en caso de fábricas, restaurantes u otros negocios que lo justifiquen) presencia en créditos como proveedor, colaborador o agradecimientos. Hacer constar un inventario y los elementos propios de la localización que serán utilizados como atrezzo en rodaje. Por supuesto, tener cobertura de responsabilidad civil en nuestra póliza de seguro de rodaje.

  • Orientación

Puede resultar básico, pero uno de los datos que debemos incluir en nuestro informe de localizaciones es la orientación del espacio localizado. Este dato nos servirá para prever la posición del sol durante las diferentes horas del día.

¿Por dónde empezarías si un guión requiere que encontremos un acantilado junto al mar para que la película termine con la silueta de los protagonistas abrazados durante la puesta de sol? Por muy espectaculares que puedan ser los acantilados de Almería, yo empezaría por descartar cualquier localización desde la Costa Brava hasta Málaga ya que por su orientación, nunca vas a ver el sol entrando en el mar.

Antes del boom de los smartphones, esto se hacía con una brújula. Hoy aplicaciones como Sun Seeker o Sun Surveyor nos ofrecen información completa sobre la posición del sol en una localización concreta a una hora concreta incluso con una capa de realidad aumentada que nos permite verlo sobre el encuadre aproximado de cámara que queramos hacer.

  • Logística

Al margen de que la estética de la localización concuerde con las necesidades del guión, lo más importante de una localización es tener claro todo lo que concierne a la logística.

Cada localizador tiene su checklist, os dejo el mío y si veis que se me olvida algo, no dudéis en comentar este post. La clave está en hacerse todas las preguntas posibles en base a las diferentes variables que creamos que nos pueda plantear el rodaje.

  1. Accesos

¿Es un lugar accesible para coches y camiones? ¿Hay limitaciones de altura, peso, ancho? ¿el acceso está asfaltado o es una pista de tierra? ¿podrían quedarse los vehículos pesados atrapados en caso de lluvia? ¿Hay zona de aparcamiento para los camiones de rodaje? ¿y para los vehículos del equipo?

Hay que determinar si el equipo puede tener orden propia de transporte y desplazarse con su propio vehículo o si es más conveniente disponer de minivans lanzadera que los lleve desde el hotel al rodaje y despejar la zona de vehículos.

¿Hay escaleras que salvar? ya sea porque algún miembro del equipo tenga algún problema de movilidad como para tener previstas rampas de madera para la carga de material pesado.

2. Operativa de rodaje

Si solo ves el rodaje desde la oficina, posiblemente se te escapen muchos detalles a tener en cuenta sobre una localización. Además de celdas de Excel, un rodaje lo componen muchas personas trabajando duro por lo que debemos tener en cuenta aspectos que afectan al día a día de los equipos en la localización.

WC: un adulto suele orinar 8 veces al día y bueno, mínimo va otra vez. ¿Está la localización preparada para que 20, 30 o 60 personas pasen allí 12 horas durante un par de semanas? por lo general hay que hacer algo al respecto, ya sea contratar baños portátiles o bien imprimir el típico cartel de “No arrojar papeles al WC” (y comprar papel suficiente)

Electricidad: ¿dispone la localización de la potencia suficiente? ¿es necesario un grupo electrógeno?

Campamento: anexo al set de rodaje se monta la zona técnica en la que conviven los diferentes departamentos. Determinaremos si hay algún espacio que podamos utilizar como oficina de producción / dirección; sala de vestuario en la que se almacenan las diferentes opciones de vestuario, se hacen los cambios de vestuario (un poco de privacidad para esos actores y actrices, por favor) se plancha, se hacen arreglos, etc; sala de maquillaje y peluquería; almacén de atrezzo; espacio para catering (cocina y comedor) en fin, ver si todo esto es posible organizarlo en los espacios de la localización o si necesitamos una infraestructura de carpas o buscar alternativas como montar la oficina en el hotel por ejemplo. Cuanto más cerca estemos del set, mejor.

3. Otros aspectos a tener en cuenta

Comunicaciones: ¿la localización tiene cobertura de voz y datos? ¿Hay algún elemento que pueda interferir en la señal de los walkies?

Restricciones aéreas o militares: ¿estamos en el área de influencia de un aeropuerto o zona militar? ruidos procedentes de maniobras, estelas de aviones en el cielo, imposibilidad de trabajar con drones. Entre otras muchas incomodidades.

Calendario de fiestas: es importante conocer las fechas de las diferentes fiestas locales, verbenas de barrio y tradiciones de la zona en la que se encuentre nuestra localización. Estas fechas influyen en la apertura de comercios, planes de seguridad y movilidad, afluencia de personas a una zona determinada, ruidos…

Un espacio que hoy localicemos y cataloguemos como “descampado solitario” en una fecha concreta puede convertirse en un infierno. Es imprescindible conocer el calendario de fiestas locales y eventos.

Esta lógica se aplica a eventos puntuales como conciertos multitudinarios, partidos de fútbol, carreras populares, vueltas ciclistas, en definitiva a todo aquello que afecte a tráfico, saturación de redes móviles, controles de seguridad, etc.

Climatología: una vez iniciado el rodaje, muchos serán los que estén pendientes de las diferentes Apps que predicen el tiempo. Es curioso pero consultamos varias buscando alguna que nos diga lo que queremos oír. El ser humano y su búsqueda incesante de alguien a quien echarle la culpa de una mala decisión.

El localizador debe adelantarse y buscar datos históricos sobre temperatura y precipitaciones en las localizaciones. Esta búsqueda nos dará información para decidir sobre el plan de rodaje el orden en el que grabaremos o si debemos descartar alguna localización.

Servicios en la zona: localizar centros de salud y servicios de emergencia, alojamientos, gasolineras, farmacias, comercios y sus horarios.

A modo de introducción a las localizaciones de cine creo que con este artículo va que arde, me guardo un par de cosas para más adelante. ¡Carretera y manta!

6 Comentarios

    • Gracias por el comentario Lucía! a veces cuando escribes no sabes si alguien lo va a leer, me alegra saber que así es y que además ha gustado. Si lo compartes me haces un gran favor 🙂

  1. Muy buen artículo, Fidel 🙂 Me lo he leído como el que encuentra un oasis en mitad del desierto!! Me ha encantado la parte de investigar la historia del clima de la zona y el detalle de pensar hasta en la orientación. Una pregunta que me ha asaltado: En el caso de localizaciones en las que debes pedir permiso a instituciones públicas que tardan sus de 5-9 días hábiles en tramitar la solicitud, ¿qué haces? ¿La descartas y ni la presentas? ¿Lanzas la solicitud sin tener el ok del cliente (por eso de adelantar)? Se me dio una vez el caso, y al final perdimos el cliente por ofrecer y no disponer de la localización. ¡Gracias por tu gran aporte!

    • Gracias por el comentario Ana, buena pregunta!

      Los trámites para gestionar una localización deberías iniciarlos una vez tuvieses aceptado el presupuesto por parte de tu cliente, entre otras cosas porque en muchos casos implica el pago de una tasa de ocupación de espacio y presentar una copia de la póliza de seguro de rodaje. Tanto los trámites de permiso como el proceso de localizaciones en si deberías tenerlo contemplado en presupuesto y el presupuesto aceptado antes de verte en una situación deficitaria por una cancelación sin ningún documento que comprometa al cliente con tu trabajo.

      En caso de tener el presupuesto aceptado, yo iniciaría los trámites y llegados al punto de pago de tasas lo comunicaría al cliente. Otra variante interesante es que una vez arreglados todos los permisos, el rodaje se retrase por mal tiempo, problemas de agenda con actores, etc. En este caso suele ser fácil cambiar la fecha si ya tienes el permiso concedido a menos que la nueva fecha coincida con cualquier otro evento concertado con anterioridad. El año pasado me vi en una situación complicada ya que rodábamos en el faro de Tarifa que es zona restringida y para la solicitud de permisos requieren datos personales de todas las personas que accederán al rodaje y las matrículas de los vehículos; al tener que posponer la fecha, varios técnicos y matrículas cambiaron por lo que el trámite tuvo cierta complejidad. Gracias a los funcionarios de la Autoridad Portuaria y a la Guardia Civil todo salió estupendamente 🙂

      Te recomiendo que siempre que puedas, aunque tengas la opción de presentación telemática, hagas los trámites en persona. Al final, este y todos los negocios tienen personas detrás y cuando te ponen cara todas las gestiones se humanizan y simplifican.

      De nuevo, muchas gracias por el comentario, me alegra saber que te sirve de ayuda. Saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here